Infecciones de mama

¿En qué consiste?

También conocido como absceso de mama; infección del tejido de mama o mastitis. Se trata de una infección localizada en el tejido del seno. En la mayoría de los casos las bacterias han penetrado a través de grietas en los pezones.

¿Cuáles son sus causas, frecuencia y factores de riesgo?

Las infecciones de las mamas son, por lo general, causadas por bacterias muy comunes, que se encuentran en la piel normal (Staphyloccocus aureus). Las bacterias se introducen a través de una grieta en los pezones. Generalmente, las infecciones en las mamas se presentan en mujeres que están lactando. Las infecciones no relacionadas con la lactancia deben ser diferenciadas de un tipo muy raro de cáncer de mama.

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas más comunmente asociados a la mastitis son los siguientes:

  • Dolor de mama: mastalgia o mastodinia
  • Protuberancia o abultamiento de la mama
  • Agrandamiento de un lado solamente (en caso de mastitis unilaterales)
  • Hinchazón, sensibilidad, enrojecimiento y calor en el tejido de la mama
  • Secreción del pezón (puede contener pus)
  • Cambios de sensibilidad en el pezón
  • Comezón, calor
  • Ganglios linfáticos agrandados y/o blandos en las axilas del mismo lado
  • Fiebre

 

¿Cómo se diagnostica?

En las pacientes que no están lactando, los exámenes pueden ser: mamografía o biopsia de mama, para descartar procesos tumorales; de lo contrario, los exámenes no son generalmente necesarios, ya que es suficiente con la clínica en la mayoría de los casos.

¿Cómo se previene?

Un buen cuidado del seno, especialmente después del parto y durante la lactancia, puede disminuir el riesgo de infección de mamas.

Tratamiento

El cuidado personal puede incluir la aplicación de calor húmedo al tejido de la mama infectada durante 15 a 20 minutos, 4 veces diarias. Se indican antibióticos (regularmente uno que permita que continúe la lactancia del lado no afectado), y masajear o vaciar suavemente la mama afectada para evitar la congestión mamaria. Siempre ha de consultar el problema con su médico.

¿Qué pronóstico tiene?

Por lo general, la condición desaparece rápidamente con terapia de antibióticos, y salvo en los casos en que se asocia a otras enfermedades de la mama, no tiene mayores consecuencias, salvo en algunos casos en que se puede desarrollar un absceso, en infecciones severas. Los abscesos exigen un tratamiento más extenso, incluyendo incisión y drenaje. En este caso puede ser necesario suspender la lactancia materna.

Inflamación de la glándula mamaria que se produce por obstrucción o infección de los conductos glandulares.

Ver

Microorganismos que se reproducen por división celular. Pueden tener forma de esfera, de bastón o de espiral, y se pueden encontrar en prácticamente cualquier entorno. Determinados tipos de bacterias pueden causar enfermedades graves a los humanos y otras, en cambio, son beneficiosas.

Ver

Proliferación anormal y descontrolada de células malignas en un tejido con invasión local y a distancia de otros tejidos.

Ver