Aplasia medular - Tratamiento

Cuando se haya identificado un factor desencadenante, el principal tratamiento se focaliza en suprimir el agente causante.

Se debe, además, realizar un tratamiento de soporte para corregir la anemia y la trombopenia, que consiste en realizar transfusiones de concentrados de hematíes y de plaquetas. La disminución de los leucocitos puede provocar enfermedades infecciosas, por lo que se deben administrar antibióticos y tomar medidas de asepsia.

Los pacientes jóvenes y con una aplasia severa se deben someter a un trasplante de médula ósea cuando se consiga un donante adecuado. Otros tratamientos alternativos, cuando no se dispone de donantes, son la globulina antilinfocitica o antitimocitica, los corticoides y la ciclosporina A.

Cuando la aplasia no es severa o el paciente no tiene edad para someterse a un trasplante de médula, además del tratamiento de soporte pueden administrarse factores de crecimiento hematopoyético (que estimulan la producción de las células por la médula ósea) o las inmunoglobulinas.

El grado de afectación de la médula ósea condiciona el pronóstico que, actualmente, ha mejorado gracias al trasplante alogénico de médula ósea.

Disminución del número de plaquetas en la sangre.

Ver

Fármacos que son semejantes a un tipo de hormona del grupo de los esteroides producida por las glándulas suprarrenales.

Ver

Procedimiento mediante el cual una persona recibe células madres (células a partir de las cuales se forman todas las células sanguíneas) provenientes de un donante genéticamente similar, pero no idéntico.

Ver